viernes, 21 de diciembre de 2012

Rue te queremos


En lo más profundo del prado, alli bajo el sauce, 
hay un lecho de hierba, una almohada verde suave, 
recuéstate en ella, cierra los ojos sin miedo
y, cuando los abras, el sol estará en el cielo.


Ese sol te protege y te da calor, 
las margaritas te cuidan y te dan amor, 
tus sueños son dulces y se harán realidad
y mi amor por ti aquí perdurará.

Rue ha cerrado los ojos. Todavía se le mueve el pecho, pero cada vez con menos fuerza. Dejo que se me deshaga el nudo de la garganta y fluyan mis lágrimas, pero tengo que terminar la canción para ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada